Pasar al contenido principal
JUAN LLOP: "EL VOLUNTARIADO ME APORTA SATISFACCIÓN"
JUAN LLOP: "EL VOLUNTARIADO ME APORTA SATISFACCIÓN"
JUAN LLOP

Juan Llop (Bilbao, 1955), actualmente jubilado, es voluntario de la huerta que CARITAS GIPUZKOA cuenta en el barrio de Alza de San Sebastián. Este exdirectivo comercial de una empresa de hidrocarburo nos cuenta sus vivencias.

 

¿Cómo aterrizaste en CARITAS GIPUZKOA?

Mi hijo estuvo de voluntario en Aterpe -centro de atención diurna y nocturno para personas en situación de exclusión social y residencial- y sentí la necesidad de hacer algo por los demás. Me lancé y actualmente colaboro en la huerta de Alza.

 

¿Qué significa para ti la palabra voluntariado?

Dar o querer dar. Aportar. Estoy recorriendo un bonito camino; realizo labores de administración de la huerta. Es verdad que hay que saber adaptarse porque muchas veces las cosas no son como a uno le gustarían que fueran.

 

¿Con quién compartes las labores de la huerta?

Con bastantes personas. Las que acuden al proyecto de la huerta reciben formación, etc. y se impulsa la integración social pensando en su futuro. En este sentido, me gustaría que los participantes encontraran trabajo. ¡Ojalá! Por ejemplo, el área de ‘Empresas con Corazón’ de CARITAS GIPUZKOA, se dedica a esa labor tan importante.

 

¿Cuánto tiempo de dedicas al voluntario?

Empecé realizándolo dos veces por semana, pero hay temas burocráticos que abordar y me he involucrado más. Estoy para lo que se necesite.

 

¿Qué te proporciona el voluntariado?

A cambio de lo poco que doy, recibo sonrisas de las personas que participan en el proyecto. Me aportan satisfacción.

 

¿Cómo animarías a una persona a que realice labores de voluntariado en CARITAS GIPUZKOA?

Sencillamente, le diría “prueba”. No sé exactamente cómo explicarlo, pero sí que quisiera animar a la gente a que dé el paso. Y sé que después de probar, le gustará. Ese es mi caso.

 

HAZ UNA DONACION ó ASOCIATE CON NUESTRA LABOR

Colabora para ayudar a las personas que más lo necesitan de nuestros pueblos y ciudades. Tu aportación mejora la vida de las personas y las familias que acompañamos. Juntos construimos una sociedad más justa.