Pasar al contenido principal
TRINTXER-EMEKI
TRINTXER-EMEKI

HOGAR

 
Más que cuatro paredes. Más que habitaciones individuales. Mucho más. Para el responsable del centro Trintxer de CARITAS GIPUZKOA, Sergio Corchón, el proyecto Trintxer-Emeki, es una residencia especial. 
 
Las personas que cohabitan en el centro han vivido situaciones complicadas en su vida. “Necesitan bienestar para superar barreras. Trintxer-Emeki, pretende ser un lugar para que puedan desarrollarse y tener una nueva oportunidad en la vida”, agrega Sergio. 
 
Pese a que como todas/os, deben de pasar horas y horas juntas/os, Sergio cree que lo llevan bien. Mejor de lo que esperaba: “Nos están dando un ejemplo de madurez. Los veo tranquilas/os, pacientes y esperanzadas/os. En estos momentos, están a gusto viviendo y conviviendo. Más que nunca”. 
 
El equipo del centro, conveniado con la Diputación Foral de Gipuzkoa y compuesto por 9 trabajadoras/es, está atento a las demandas de las/os participantes. “Semanalmente tenemos entrevistas individualizadas con ellas/os en el que nos transmiten cómo las/es podemos ayudar para que puedan llevar mejor el confinamiento”. El centro ha intensificada las actividades de ocio y naturalmente, nadie falta a la ovación de las 20:00h. 
 
Sergio está satisfecho con la labor de sus compañeras/os. “Están demostrando mucha profesionalidad. Observo ganas, innovación... ¡Es un equipo vivo!” ¡Ah! Y tampoco se olvida del voluntariado del centro que está confinado en casa. “Nos suelen llamar por teléfono. Se interesan mucho. Semanalmente les enviamos un email informándoles del devenir de la casa. Los esperamos. A ver si es pronto”.  
 
En opinión de Sergio, “Resistiré”, es más que una canción. “Es un reto para probarnos como personas, para medir nuestra madurez, nuestra inteligencia emocional... ¡Ojalá, al final, digamos, ‘prueba superada’!”. 

 

 

yo me quedo en trintxer