Pasar al contenido principal
DIA MUNDIAL DE LA SALUD MENTAL.Tenemos derecho a una buena salud mental, ¿podemos?
DIA MUNDIAL DE LA SALUD MENTAL.Tenemos derecho a una buena salud mental, ¿podemos?
enfermedad mental

Parece obvio reconocer que todas las personas tenemos los mismos derechos. ¿Alguien se atrevería a decir, al menos en nuestro contexto social, lo contrario?

Según la Declaración de derechos humanos, todos los seres nacen iguales; así mismo, también recoge el derecho que toda persona tiene al bienestar. Bienestar, añadiríamos en todos los aspectos, físico, mental, social, es decir un bienestar integral.

Por otro lado, como personas que somos, debemos cuidarnos para poder desarrollar una vida plena, activa y gozar de salud.

Todo esto lo sabemos y lo asumimos, pero… ¿podemos realmente ejercer nuestros derechos y nuestros deberes en cuanto a la salud se refiere? Pues, parece que depende de las circunstancias de cada cual.

Hay muchos estudios e investigaciones que demuestran la relación existente entre la pobreza y el nivel de bienestar y de salud. También hay análisis que establecen una relación entre la salud mental y el nivel de desigualdad entre e intra-sociedades.

Y es que una vez más, las convenciones y declaraciones chocan en gran medida con distintas realidades en las que se carece de recursos para establecer medidas preventivas y/o estrategias de abordaje y tratamiento para garantizar un adecuado bienestar.

Uno de los lemas para este 10 de octubre pone el acento en el derecho a tener una buena salud mental (“La salud mental, un derecho necesario. Mañana puedes ser tú”). Tenemos derecho a una buena salud mental, claro que sí.

Seguimos apelando a las instituciones y a personas con responsabilidades en la materia a fin de que vayan adoptando medidas en favor de una sociedad más igualitaria, ahora que los datos de distintos estudios revelan un aumento de la desigualdad. Y lo más preocupante es que la tendencia es esa misma, porque como recoge el informe de Fundación Foessa del año 2019 Estamos dando pasos hacia una sociedad vulnerable que se asienta sobre una población desestructurada.

Sabemos que una sociedad cohesionada, con fuertes lazos es un valor para mantener una buena salud mental. Pero, más allá de pedir a terceras partes, también debemos mirarnos internamente y asumir nuestra responsabilidad. Si la importancia de una comunidad cohesionada, solidaria, no fragmentada es clave para favorecer una ciudadanía con mayores niveles de bienestar, debemos empezar a ejercer dicha responsabilidad. Cada cual aportará su granito de arena y más allá del hecho en concreto, servirá de ejemplo antes las demás personas.

La salud es un derecho para todas las personas. Es una obligación, también para todas las personas, garantizar dentro de nuestras posibilidades y en nuestro entorno, que eso sea así. Porque es verdad que mañana puedes ser “tú”, pero si no fuera así, puede ser alguien que está a tu lado. Es razón suficiente para intentarlo, ¿verdad?

 

Onintza Lasa Arteaga (Gizaide Fundazioa)

 

 

HAZ UNA DONACION ó ASOCIATE CON NUESTRA LABOR

Colabora para ayudar a las personas que más lo necesitan de nuestros pueblos y ciudades. Tu aportación mejora la vida de las personas y las familias que acompañamos. Juntos construimos una sociedad más justa.