Pasar al contenido principal
HISTORIAS DE VIDA
HISTORIAS DE VIDA
HISTORIAS DE VIDA

¨He tenido suerte a la hora de contar con recursos y apoyos para comenzar a caminar¨

 

Laura, Se siente muy a gusto. “Valoran mi trabajo, mi forma de ser, lo que yo pienso…”. Son palabras de Laura. Llegó en 2018 a Gipuzkoa; un año que le marcó en todos los sentidos. “En positivo naturalmente”, añade sonriendo.

 

Preséntate.

Soy colombiana. Estudié un grado de informática y me especialicé en gerencia financiera. Estudié también diversos diplomados y trabajé durante trece años en una empresa.

Lamentablemente, tras cumplir 35 años se me cerraron las oportunidades laborales. También me separé.

Tengo dos hijos, el chico, de 30 años,  vive y trabaja en Colombia. Y una chica de 18 años, que pude traer aquí en 2019, que acaba de terminar el Bachillerato. Quiere estudiar administración.

 

¿Cuándo comenzó tu periplo migratorio?

Aterricé en San Sebastián el 28 de enero de 2018.

 

¿Y sus familiares?

Hablo diariamente con mi mamá. También mantengo un estrecho contacto con mis dos hermanos y mi hijo. Hablo de noche debido al cambio horario.

 

¿Cómo fue tu proceso migratorio?

Un gran amigo que ya residía aquí desde hace 12 años se enteró de mi situación, contacto conmigo y me animó a dar el paso. Me acogió en su casa durante seis meses y me encontró los primeros trabajos cuidando a personas mayores, limpiando casas…

Cuando obtuve los papeles a finales de 2018, comencé a trabajar en la hostelería. Trabajé en la fregadera de diferentes restaurantes durante tres años.

 

¿Cuál ha sido en contacto que has mantenido en este tiempo con CARITAS GIPUZKOA?

Lo primero que me aconsejaron fue que me acercara a Caritas, y en febrero de 2018 acudí a Miriam.

 

Miriam es un programa de CARITAS GIPUZKOA donde se acoge y atiende a mujeres en situación de vulnerabilidad social. En el proyecto se trabaja la promoción integral de la mujer desde el desarrollo de sus capacidades y potencialidades.

A través de la formación humana y laboral se trabaja para que las mujeres logren un mayor empoderamiento personal y social. Desde el programa, se facilitan espacios de formación y aprendizaje, lugares de encuentro, de relación y de diálogo.

 

¿Cómo fue la experiencia en Miriam?

Fueron muy agradables porque es muy fuerte el choque cultural que supone para una persona dejar su país y aterrizar en otra sociedad. Mi hija pequeña, por aquel entonces tenía 13 años…  Mantengo contacto con las chicas que acudían como yo a los cursos que se imparten en Miriam. He tenido suerte a la hora de contar con recursos y apoyos para comenzar a caminar.  En el proyecto Miriam realicé diversos cursos y me ayudaron mucho: elaborando el currículum laboral…

Recuerdo también que ponía papelitos en diversas farolas o paradas de autobuses con una breve nota: “Mujer trabajadora, organizada, cuida de personas mayores, de niños…”. Fui a Tolosa, a Hernani… a poner los avisos.

 

Trabajaste en una empresa.

Sí. Por medio de CARITAS GIPUZKOA estuve trabajando en una durante diversos meses con contrato. Guardo un gran recuerdo de la empresa y los trabajadores. Actualmente trabajo en una empresa de servicios; tengo un contrato indefinido.  

 

HAZ UNA DONACION ó ASOCIATE CON NUESTRA LABOR

Colabora para ayudar a las personas que más lo necesitan de nuestros pueblos y ciudades. Tu aportación mejora la vida de las personas y las familias que acompañamos. Juntos construimos una sociedad más justa.