Pasar al contenido principal
CÁRITAS EUSKADI CONSTATA LA CRONIFICACIÓN DE LAS SITUACIONES DE PRECARIEDAD
Descripción

Las Cáritas de Euskadi presentan hoy su memoria de actividad 2015 en la CAV, así como sus informes de actividad en cada territorio.

Este fin de semana Cáritas dará a conocer en todas las parroquias de la Comunidad Autónoma Vasca su campaña institucional de fin del curso 2015-2016

25 de mayo de 2016.- Las Cáritas diocesanas de San Sebastián, Bilbao y Vitoria han presentado esta mañana su informe de actividad 2015 en Euskadi. Durante el pasado año 2015 Cáritas atendió en el conjunto de los tres territorios a 44.764 personas, cifra similar a las de los últimos años.

Otro dato reseñable aportado por Cáritas Euskadi ha sido el gasto en intervenciones económicas, que estuvo en torno a los 5.000.000 de euros durante el pasado año en el conjunto de las tres Cáritas Diocesanas de la Comunidad Autónoma del País Vasco.

Voluntariado en movimiento

La acción de Cáritas es posible con el apoyo y dedicación de su voluntariado. En 2015, 4.250 voluntarios y voluntarias dedicaron su tiempo a dinamizar los programas de Cáritas y a acompañar a las personas atendidas por la Institución. Para Cáritas el voluntariado es el gran motor de la acción socio caritativa de la Iglesia

La pobreza se hereda

Las Cáritas de Euskadi constatan una desigualdad social en el territorio que permite que las familias más desfavorecidas continúen soportando situaciones de precariedad y cronificación.

Como en informes anteriores de Cáritas, en este también se apunta un desgaste de las redes de apoyo que expone a las familias a una mayor vulnerabilidad. En línea con las conclusiones recogidas en el último informe FOESSA sobre Transmisión Intergeneracional de la Pobreza (abril 2016), factores como el nivel de estudios, la ocupación laboral o el nivel de renta son responsables de que la pobreza se herede. El informe indica que el mayor riesgo de pobreza y exclusión social se da entre las familias con menores. Entre las causas, FOESSA señala la práctica inexistencia de prestaciones de carácter familiar y pone la mirada en otros modelos de sociedad europeos que sostienen un sistema de prestaciones universales destinadas a la familia y a la infancia.

Cáritas llama la atención, además, sobre la necesidad de abordar la soledad como problemática que no solo afecta a personas mayores. Cáritas llama a trabajar en la consolidación de redes y la habilitación de espacios relacionales también en otros colectivos como mujeres, infancia, personas con problemas de salud mental…

Sistema Vasco de Protección Social

En esta línea, Cáritas Euskadi quiere poner en valor el sistema vasco de protección social, referente y ejemplo para otras comunidades autónomas. En especial, herramientas como la Renta de Garantía de Ingresos y para la Inclusión Social, por lo que supone de freno de la exclusión severa y la desigualdad. No obstante, Cáritas apunta la necesidad de abordar mejoras en su gestión y alcance, así como en el desarrollo de su función inclusiva.

Empleo y economía solidaria

Por su parte, Cáritas se siente llamada a seguir respondiendo al gran reto del trabajo decente. Ante la precariedad en el empleo y el aumento de la desigualdad, Cáritas trabaja en propuestas de economía alternativa y solidaria que contribuyan a  transformar el modelo económico actual, en otro centrado en las personas y que tenga como objetivo permanente el bien común.

Campaña institucional

Con motivo de la festividad del Corpus Christi (domingo 29 de mayo), cada año Cáritas lanza su campaña institucional de fin de curso en todas las parroquias, colegios e instituciones religiosas de las tres Diócesis Vascas, donde se realizarán colectas para que la comunidad cristiana apoye la acción de Cáritas con las personas más desfavorecidas de nuestra sociedad.

Más información:

Carmelo Corada, Cáritas Bizkaia
94 402 00 99 (73) /  665 72 38 96

Jon Odriozola, CARITAS GIPUZKOA
943 44 07 44

Macarena Domaica, Cáritas Vitoria
945 23 28 20 /  688 80 41 43

 

Detalle