Pasar al contenido principal
COMUNICADO DE CARITAS GIPUZKOA EN RELACIÓN A LAS SITUACIÓN DE FRIO QUE PADECEN LAS PERSONAS SIN HOGAR
COMUNICADO DE CARITAS GIPUZKOA EN RELACIÓN A LAS SITUACIÓN DE FRIO QUE PADECEN LAS PERSONAS SIN HOGAR
PERSONAS SIN HOGAR

LA TEMPERATURA IDÓNEA DE UN HOGAR; DARDAR BATEAN

 

Desde CARITAS GIPUZKOA, compartimos la preocupación creciente de la sociedad guipuzcoana frente al aumento de las personas en calle y los insuficientes medios, que tienen estas personas en el acceso a la alimentación, al alojamiento y a un proceso de inclusión donde el empleo y la vivienda sean posibles.  

CARITAS GIPUZKOA atiende las necesidades básicas de las Personas Sin Hogar a través de un proceso de acompañamiento para que mejoren su calidad de vida y puedan iniciar, en la medida de sus posibilidades, procesos de autonomía personal.  

Nuestra preocupación se desarrolla, por lo tanto, desde el apoyo y servicio, actualmente, a más de 210 personas –sin techo– que reciben nuestro soporte a través de distintos centros y programas de intervención del área de Personas Sin Hogar de CARITAS GIPUZKOA.  

Este apoyo se circunscribe en: 

  • Acompañamiento y trabajo de inclusión social además de acceso a la alimentación con 70 plazas en la ciudad de San Sebastián. 

  • 52 plazas de alojamiento para Personas Sin Hogar; 12 de ellas conveniadas con la Diputación Foral de Gipuzkoa.  

Como recoge nuestra última memoria (2020), el número de personas que atendemos anualmente en esta área llega a las 700 personas, con una inversión de 1.700.00 euros. 

Pese a los esfuerzos de las organizaciones sociales, la realidad del sinhogarismo está creciendo exponencialmente y no están siendo suficientes las prestaciones y los servicios que se articulan desde las administraciones públicas para atender mínimamente a las personas en esta situación grave de exclusión social. 

La pandemia ha puesto en evidencia una realidad social emergente con casi 2.800 personas en situación de exclusión residencial grave en la Comunidad Autónoma Vasca (CAV): 1000 de ellas, en el territorio de Gipuzkoa. 

Esta realidad debe interpelar a toda la administración pública, también, a los ayuntamientos que juegan un papel en el desarrollo de respuestas sociales adecuadas.

Es necesario, por ejemplo, centros de día, que permitan el acceso a prestaciones de cuidado personal, así como el acceso a la alimentación. O centros nocturnos de urgencia, que se rijan por criterios más abiertos y flexibles que la actual que está supeditada a condiciones nocturnas de frío extremo para abrir sus puertas y ofrecer descanso seguro.

El invierno, debido a sus condiciones meteorológicas, genera un impacto negativo aún mayor en las personas que pernoctan en la calle. Creemos que los centros de alojamiento deberían estar abiertos durante todo el año.

Por otra parte, esta demanda de servicios públicos para atender a las Personas Sin Hogar no es una demanda nueva, se recoge desde diciembre de 2015 en el Decreto de Cartera de Prestaciones y Servicios del Sistema Vasco de Servicios Sociales. El desarrollo de dicha competencia publica recae en las administraciones públicas, en concreto, en los servicios sociales municipales y forales. 

Contamos, por lo tanto, con los instrumentos legales y sociales necesarios para afrontar esta durísima realidad social, la más severa, que reclama: 

  • Una alianza más estrecha entre las distintas administraciones vascas, Gobierno Vasco, Diputaciones y Ayuntamientos, con una apuesta decidida por el cumplimiento de la Estratégica Vasca de Personas Sin Hogar. 

  • Una mayor inversión social que permita hacer frente a las necesidades materiales más básicas y establecer itinerarios sociales para la inclusión social; con un enfoque comunitario que reconecte relaciones y normalice espacios para que las Personas Sin Hogar, además de derechos, recuperen relaciones que den sentido de identidad, participación y pertenencia social.  

CARITAS GIPUZKOA sigue en su labor de combatir la exclusión social gracias a la labor del personal contratado y apoyo incondicional de su voluntariado, reforzados por la generosidad de personas socias y donantes. Consideramos imprescindible en una realidad estructural como el sinhogarismo el empuje decisivo de la administración pública.  

Estos son los centros con los que cuenta CARITAS GIPUZKOA para combatir la exclusión socio-residencial:  

Aterpe. 

Centro de atención diurna y nocturna para personas en situación de exclusión social y residencial. En él se ofrecen: servicios de información, orientación, intervención socioeducativa y acompañamiento en procesos de inclusión social.  

Aterpe cuenta con una sala de estar y de encuentro, y ofrece cobertura a necesidades de alimentación, higiene, lavandería, ropa de urgencia, enfermería y peluquería. 

Hotzaldi. 

Centro de acogida nocturna para personas en situación de exclusión social y residencial, donde se ofrece un espacio de descanso, y se cubren necesidades de manutención e higiene. Dispone de 30 camas, así como baños, duchas, consigna, comedor y sala de estar. 

Bidelagun. 

Este programa de acompañamiento en calle, proporciona a través del proyecto Harrera: acogida, escucha y orientación a las Personas Sin Hogar.

 

 

HAZ UNA DONACION ó ASOCIATE CON NUESTRA LABOR

Colabora para ayudar a las personas que más lo necesitan de nuestros pueblos y ciudades. Tu aportación mejora la vida de las personas y las familias que acompañamos. Juntos construimos una sociedad más justa.