Pasar al contenido principal
TRENZANDO
TRENZANDO
TRENZANDO

Es la palabra que desde Emeki llevan cierto tiempo poniéndolo en práctica.

Uno de sus objetivos del centro de acogida residencial de CARITAS GIPUZKOA ubicado en Trintxerpe, es acompañar a mujeres que, por distintas motivos personales y sociales, se encuentran en situación de exclusión social y residencial.

Para abordar desde el ocio esa carga social, decidieron impulsar un proyecto para compartir los domingos. En la iniciativa están interviniendo, las participantes del programa, un/a educador/a y voluntarias/os.

¿Cuál es el objetivo de esta iniciativa? Combatir la soledad no deseada. Y eso, ¿cómo se hace? Compartiendo. Es decir, “Trenzando”.


Las mujeres de Emeki han bautizado el espacio como “domingos trenzando vivencias”. Es decir, el último día de la semana, comparten historias de vida, juegos, etc. “De hecho —señala Laura, la responsable del centro de acogida—, una mujer ha elaborado un cuadro con el título del espacio, y los domingos, lo cuelgan en el salón-comedor”.

Para darle todavía más sentido a la sobremesa dominical, las mujeres se están encargando de elaborar los postres. De esta manera están logrando que el voluntariado se sienta acogido y arropado.

“El proyecto de los domingos —especifica Laura— persigue fortalecer las relaciones de convivencia y lazos entre las mujeres para que se sientan mejor en Emeki; su hogar. Todas estas pequeñas-grandes iniciativas, las actividades de ocio, etc., están dando pie a hacernos más presentes en la comunidad”.

Para muestras, un botón. “Las usuarias del centro han acudido a un encuentro de mujeres de San Pedro. Aunque desde fuera pueda parecer una actividad normal, para ellas, es sentirse parte del barrio. De la convivencia. Son pequeños pasos para que sigamos caminando juntas/os” remarca Laura. La actividad está siendo un éxito, tanto por la valoración de las participantes (residentes) como por parte del voluntariado

 

HAZ UNA DONACION ó ASOCIATE CON NUESTRA LABOR

Colabora para ayudar a las personas que más lo necesitan de nuestros pueblos y ciudades. Tu aportación mejora la vida de las personas y las familias que acompañamos. Juntos construimos una sociedad más justa.