Pasar al contenido principal
9 de Agosto, Día de los Pueblos Indígenas
9 de Agosto, Día de los Pueblos Indígenas
Día de los Pueblos Indígena

En el marco de la celebración, el 9 de agosto, del Día Internacional de los Pueblos Indígenas –una jornada instituida en 1994 por la Asamblea General de las Naciones Unidas y que este año se convoca bajo el lema “No dejar a nadie atrás: los pueblos indígenas y la llamada a un nuevo contrato social”— Cáritas refirma su apuesta por seguir reforzando el liderazgo y la participación de las comunidades nativas para que sus voces sean escuchadas y sus derechos protegidos.

Uno de líneas estratégicos del trabajo de cooperación internacional de Cáritas Española es la acción conjunta con otras Cáritas del mundo para acompañar la realidad de los pueblos indígenas, fortalecer su cultura ancestral y defender sus cada vez más amenazados derechos, territorios y recursos naturales.

El impacto de la pandemia causada por la Covid-19 ha agudizado las grandes brechas preexistentes antes de la crisis sanitaria y ha revelado las desigualdades estructurales que afectan a las comunidades indígenas en el acceso a la salud, la educación o la tecnología, así como la discriminación por parte de las políticas públicas estatales.

Como señala Fernando Foncillas, técnico del Área de Cooperación Internacional de Cáritas, “las voces de los pueblos indígenas siguen sin tenerse en cuenta y la crisis sanitaria ha agudizado esta problemática que afecta gravemente al denominado ´Buen Vivir´ de los pueblos originarios”.

“No sólo se han tenido que proteger de la pandemia, que los ha golpeado con fuerza, sino que también han tenido que defenderse del aumento de las actividades ilegales que afectan a la tala de sus bosques y de la amenaza latente de la minería ilegal en un contexto donde los gobiernos han invisibilizado sus necesidades”, añade Ana Cristina García Morales, coordinadora de América Latina del Área de Cooperación Internacional.

 

Comunicado

 

HAZ UNA DONACION ó ASOCIATE CON NUESTRA LABOR

Colabora para ayudar a las personas que más lo necesitan de nuestros pueblos y ciudades. Tu aportación mejora la vida de las personas y las familias que acompañamos. Juntos construimos una sociedad más justa.