Pasar al contenido principal
MEMORIA 2020
MEMORIA 2020
MEMORIA CARITAS GIPUZKOA 2020

Caritas Gipuzkoa presenta la memoria del 2020 en el contexto de una grave crisis sanitaria que ha traído y traerá consecuencias sociales, económicas y emocionales que permanecerán, probablemente, durante los próximos años. Desde la mirada a este nuevo contexto, intentamos recoger y aportar, sobre todo, aquellas situaciones de impacto social novedosas que pueden estar indicándonos la desigual repercusión de esta pandemia en las personas de nuestro territorio.  

LAS PERSONAS EN EL CENTRO: 

  • 19.425 han sido las personas BENEFICIADAS de los apoyos socioeconómicos de Caritas Gipuzkoa que corresponden a 9.024 hogares. 

  • De estas personas, 4.943 son personas nuevas atendidas en la entidad en el año 2020 (durante el año inmediatamente anterior). Corresponde con el 25, 4% del total de personas beneficiadas.  

  • Las ayudas económicas directas concedidas desde la red parroquial y desde los centros y programas ha ascendido a 3.211.706 euros, un incremento del 86% sobre los apoyos del 2019. Estas ayudas, sobre todo, han sostenido la subsistencia y los gastos de vivienda de los hogares atendidos por Caritas.  

 

IDEAS SIGNIFICATIVAS  

DESTACAMOS LOS ROSTROS DE LAS PERSONAS QUE LLEGAN A CARITAS EN EL AÑO 2020: 

Queremos subrayar en esta memoria el perfil y las situaciones de las personas nuevas que se han visto obligadas a tocar la puerta de Caritas en el año 2020.  

El perfil destacable de estas personas es: 

  • El 55,6% (2.748 personas) son mujeres frente al 44,4% (2.195) que son hombres.  

  • El 42,8% (2.125 personas) son menores de 30 años. 

  • El 87 % (4.300 personas) son de origen extranjero.  

  • El 37,94 % de ellas conforman hogares unipersonales. 

La pobreza y la exclusión se rejuvenecen. 

Revisando la tendencia de los últimos 5 años desde la perspectiva de la edad en nuestra atención social señalamos que, de forma paulatina, ha ido rejuveneciéndose el perfil de las personas que atendemos. Esta tendencia se pone más de manifiesto en este grupo de personas nuevas donde el 42,8% de ellas son menores de 30 años.  

Es necesario complementar nuestras respuestas con esta mirada para evitar la cronicidad y la estigmatización del colectivo joven que necesita construir un futuro y un proyecto de vida autónomo y digno, a la vez que, debemos instar a las políticas públicas que aumenten el apoyo social a la gente joven. 

Las personas migrantes y las personas sin hogar, los colectivos más excluidos y menos protegidos. 

Especialmente, nos preocupan las personas migrantes porque representan y tienen las mayores dificultades,  

  • En el acceso a un empleo formal que les permita sostener ingresos suficientes,  

  • En el acceso a una vivienda adecuada,  

  • En el acceso a la regularización administrativa  

  •  Y no cuentan con el apoyo de sus redes familiares. 

La repercusión de estas dificultades de acceso a derechos sociales y la falta de apoyos familiares hacen de este colectivo, uno de los que necesitan mayor protección social para sentirse parte de la sociedad en la que viven.  

En este sentido, Caritas Gipuzkoa lamenta las muertes de varios jóvenes migrantes en tránsito en nuestra frontera del Bidasoa y reclama una política migratoria más justa donde se respeten y protejan los derechos humanos, así como que se articulen programas de apoyo necesarios para que las personas migrantes accedan a cubrir sus necesidades sociales. 

La pandemia ha puesto en evidencia el número de personas sin hogar que duermen en las calles de nuestras ciudades, es urgente la profundización de la Estrategia Vasca Para Personas Sin Hogar (2017-2021) con más decisión política en todos los ámbitos de la Administración pública para hacer frente a las necesidades de acceso a la vivienda, a la salud, y al acompañamiento social que vele por la inclusión social, laboral o comunitaria de este colectivo. El sinhogarismo es la realidad social más cruel que tenemos que abordar con mayor esfuerzo público en los próximos años, incluyendo políticas preventivas de apoyo residencial para evitar su aumento. 

El aislamiento social se recrudece. 

Ha sido muy significativo el aumento de hogares unipersonales que venimos atendiendo desde el comienzo de la pandemia, y aunque los hogares donde hay menores siguen siendo del 50, 66 % de los hogares nuevos, esta nueva tendencia al alza nos puede señalar la baja intensidad de las relaciones primarias y de apoyo que tienen las personas que se acercan a Caritas Gipuzkoa.  

Esta soledad social y la vulnerabilidad de apoyos frente a las incidencias como la pandemia también deben ayudarnos a desarrollar acciones y respuestas que promuevan relaciones sociales, y comunitarias. 

MAYOR PROTECCIÓN PÚBLICA Y GENERACIÓN DE REDES COMUNITARIAS. 

La protección pública, ha sido, es y será el paraguas social más solidario para aquellas personas que se han encontrado y se encuentran ante incidencias sociales como el desempleo, los bajos ingresos, la precariedad laboral, etc. Las prestaciones económicas como la RGI y el IMV, los ERTE, han sido las mejores herramientas para la protección y el mantenimiento de la vida dando acceso a cubrir necesidades materiales; alimentación, ropa, vivienda, suministros a miles de hogares en Euskadi. Este es nuestro mayor valor como sociedad solidaria y en este sentido, agradecemos la flexibilización de los criterios y requisitos en la concesión de las ayudas sociales durante el confinamiento por parte de las administraciones públicas.  

Aun siendo estas políticas sociales las herramientas más eficientes frente a la pobreza y la exclusión, miles de personas y hogares quedan fuera de estas prestaciones por lo que no pueden acceder a una mínima cobertura social. En este sentido, recordamos que al cumplirse un año de la implantación del IMV, todavía no ha llegado a proteger a la mayoría de quienes cumplen requisitos. 

La soledad, el aislamiento social, la falta o baja intensidad de redes familiares en nuestro entorno parece indicarnos la necesidad de volver a comprometernos con la generación de relaciones sociales en nuestros barrios. En este sentido, Caritas que tiene en su modelo de acción social una visión comunitaria juega un papel importante en la generación de estas redes de apoyo informales para ayudar a disminuir las soledades. Lo propone también nuestra campaña de la Caridad de este año, Seamos más pueblo, seamos vecinos y vecinas que escuchan, que acompañan, que sostienen la vida de la comunidad. 

 

MEMORIA 2020 CARITAS GIPUZKOA


MEMORIA CARITAS EUSKADI

 

 

HAZ UNA DONACION ó ASOCIATE CON NUESTRA LABOR

Colabora para ayudar a las personas que más lo necesitan de nuestros pueblos y ciudades. Tu aportación mejora la vida de las personas y las familias que acompañamos. Juntos construimos una sociedad más justa.