Pasar al contenido principal
TRABAJADORAS DEL HOGAR -EMIGRAMOS PARA TRABAJAR-
TRABAJADORAS DEL HOGAR -EMIGRAMOS PARA TRABAJAR-
TRABAJADORAS DEL HOGAR

 

 

Marcela (Honduras, 1998). Desde que llegó hace tres años a Gipuzkoa ha realizado algunas labores como trabajadora del hogar. En la actualidad, estudia un curso del ámbito sociosanitario y está deseando recibir una llamada para volver a trabajar.

 

 

Con 20 años, viniste directamente de tu país a San Sebastián.

Sí. Contaba con un familiar aquí y me abrió las puertas de su casa. Posteriormente, me busqué la vida.

 

Estás siendo acogida por una congregación de religiosas.

Sí. Me proporcionan alimentación y un techo. Les estoy muy agradecida.

 

Desde tu llegada a San Sebastián, ¿en cuántos hogares has trabajado?

En cuatro. En 2018, recién llegada, tuve mi primera experiencia como trabajadora del hogar en Hondarribia: trabajé durante varios meses los fines de semana con personas mayores. A parte de cuidarlos, me encargaba también de la limpieza de la casa. Posteriormente trabajé en tres pisos de San Sebastián y de Lasarte-Oria donde hice diferentes labores del hogar.

 

En cada domicilio ¿cuándo tiempo trabajaste?

Los empleos han sido temporales, de dos a tres meses.

 

Y ¿cuándo fue la última vez?

En enero de 2020. Desde entonces estoy desempleada, pero sigo formándome y esperando la oportunidad de volver a trabajar, ya que emigramos para trabajar.

 

Dos meses antes de la pandemia, tuviste tu último trabajo.

Así es. Desde entonces no he vuelto a trabajar. Estoy estudiando un curso para atender a niñas/os y personas mayores, porque es a quien me gusta cuidar y estar.

 

¿Estás en contacto con tus familiares?

Sí, suelo hablar por teléfono con mi madre. Como no tengo hijos, ella es mi prioridad al igual que mis dos hermanas de 11 años.

 

A los tres años de tu estancia aquí, ¿qué nota le pondrías?

Siento que el camino va a ser difícil, pero no pierdo la esperanza de que en algún momento vaya mejor… He llorado muchísimo para evitar que mi madre tenga preocupaciones por mí… Ha sido muy difícil porque me he sentido muy sola.

 

¿Has hecho amigas/os aquí?

Tengo una amistad nada más; ella me ayudó a buscar trabajo. Es mi círculo de amistad.

 

¿Qué le pides al año 2021?

Lo primero, salud, y luego tener oportunidades de empleo. Suelo decir que cuando empiecen a aparecer voy a aprovecharlos porque tengo muchas ganas de trabajar. Sobre todo, por mi madre y por mí. 

 

¿Sueles ayudarla económicamente?

En los pocos momentos que trabajé, sí. 

 

En tu país estudiaste en la universidad.

Sí. Cursé dos años de Derecho antes de venir aquí. Compaginé trabajo y estudios.

 

HAZ UNA DONACION ó ASOCIATE CON NUESTRA LABOR

Colabora para ayudar a las personas que más lo necesitan de nuestros pueblos y ciudades. Tu aportación mejora la vida de las personas y las familias que acompañamos. Juntos construimos una sociedad más justa.