Pasar al contenido principal
IBILIAN 2019
Descripción

IBILIAN es el encuentro anual de reflexión y de formación donde nos reunimos voluntarias/os y contratadas/os de CARITAS GIPUZKOA. Este año, unas 80 personas, nos reunimos en Arantzazu (Oñati), los días 8 y 9 de noviembre, para reflexionar alrededor de la Esperanza.

No cualquier esperanza, sino la Esperanza cristiana que tiene como virtud, como dijo el ponente Jose Luís Preciado, vicario de la diócesis de Vitoria, la que se encarna en la historia, poniéndose del lado de las personas que sufren injusticias.
 
Con este encuentro, CARITAS GIPUZKOA ha iniciado un proceso de reflexión con el objetivo de organizar la Esperanza que tenemos que ser para las personas ultimas y no atendidas, dentro de nuestro modelo de acompañamiento y entendiendo, en un escenario, donde nuestras fuerzas (económicas y personales) van disminuyendo.
 
Como dice nuestra doctrina “Nuestra caridad no puede ser meramente paliativa, debe ser preventiva, curativa y propositiva".

La práctica de la caridad no se reduce a la limosna, sino que implica la atención a la dimensión social y política del problema de la pobreza. Que se cumpla este deber “para no dar como ayuda de caridad lo que ya se debe por razón de justicia” (CDSI 184).
 
Este es el reto de CARITAS GIPUZKOA de cara al futuro: seguir acompañando a las personas y pueblos empobrecidos organizando la atención social desde la prevención, el acompañamiento y la propuesta social y política transformadora.
 
La mañana del sábado (9 de noviembre) la dedicamos a reflexionar en conjunto sobre el perfil de las personas más vulnerables, las problemáticas sociales que más daño hacen a quienes acompañamos y sobre los apoyos sociales que podemos ofrecer para resolverlas.
 
Es el inicio del camino, sobre ella seguiremos reflexionado porque nos apremia amar al prójimo como a nosotras/os mismas/os.IBILIAN es el encuentro anual de reflexión y de formación donde nos reunimos voluntarias/os y contratadas/os de CARITAS GIPUZKOA. Este año, unas 80 personas, nos reunimos en Arantzazu (Oñati), los días 8 y 9 de noviembre, para reflexionar alrededor de la Esperanza.

No cualquier esperanza, sino la Esperanza cristiana que tiene como virtud, como dijo el ponente Jose Luís Preciado, vicario de la diócesis de Vitoria, la que se encarna en la historia, poniéndose del lado de las personas que sufren injusticias.
 
Con este encuentro, CARITAS GIPUZKOA ha iniciado un proceso de reflexión con el objetivo de organizar la Esperanza que tenemos que ser para las personas ultimas y no atendidas, dentro de nuestro modelo de acompañamiento y entendiendo, en un escenario, donde nuestras fuerzas (económicas y personales) van disminuyendo.
 
Como dice nuestra doctrina “Nuestra caridad no puede ser meramente paliativa, debe ser preventiva, curativa y propositiva".

La práctica de la caridad no se reduce a la limosna, sino que implica la atención a la dimensión social y política del problema de la pobreza. Que se cumpla este deber “para no dar como ayuda de caridad lo que ya se debe por razón de justicia” (CDSI 184).
 
Este es el reto de CARITAS GIPUZKOA de cara al futuro: seguir acompañando a las personas y pueblos empobrecidos organizando la atención social desde la prevención, el acompañamiento y la propuesta social y política transformadora.
 
La mañana del sábado (9 de noviembre) la dedicamos a reflexionar en conjunto sobre el perfil de las personas más vulnerables, las problemáticas sociales que más daño hacen a quienes acompañamos y sobre los apoyos sociales que podemos ofrecer para resolverlas.
 
Es el inicio del camino, sobre ella seguiremos reflexionado porque nos apremia amar al prójimo como a nosotras/os mismas/os.

 

Reparar fuerzas
Ponencia (Luis Antonio Preciado)
Encuesta
Resumen del encuentro
 

 

IBILIAN 2019
Detalle